Los esponsales en Colombia

contrato de esponsales y matrimonio

También se conocen con el nombre de desposorios.

De acuerdo con el Artículo 110 c.c “los esponsales o desposorios, o sea la promesa de matrimonio mutuamente aceptada; es un hecho privado que las leyes someten enteramente al honor y conciencia del individuo y que no produce obligación alguna ante la ley civil.

No se podrá alegar esta promesa ni para pedir que se lleve a efecto el matrimonio, ni para demandar indemnización de perjuicios.”

El término proviene de la palabra latina “sponsus” que significa esposo.

Antiguamente los esponsales eran un proceso necesario en la formación del matrimonio, pues éste comprendía dos partes: La primera que eran los esponsales, etapa que era formal y consignaba la declaración de voluntad de matrimonio, y la segunda etapa que era el matrimonio mismo. Hoy día no están relacionadas estas dos partes y son dos etapas distintas. Casi se podría decir que los esponsales aunque no cambian para nada la situación de los novios si le dan mas seriedad a la relación y tratan de justificarla ante la sociedad.

Los esponsales si bien son una promesa de celebrar posteriormente el matrimonio, no pueden confundirse con una promesa de contrato, pues ésta obliga a la celebración del contrato aun con la posibilidad de constreñir judicialmente a la otra parte al cumplimiento, mientras que en los esponsales se promete la celebración del matrimonio pero no existe la posibilidad de constreñir a la otra parte a su cumplimiento; la razón estriba en que el consentimiento en el matrimonio debe ser libre y espontáneo al momento de la celebración no antes, y si bien antes existía la intención de cumplir con la promesa puede que después, a la hora de la celebración ya no exista la intención de matrimonio. Los esponsales constituyen entonces un simple convenio de índole moral.

Los esponsales no están sometidos a solemnidad de ninguna especie, motivo por el cual pueden celebrarse de manera verbal o escrita, e igualmente se pueden extinguir los esponsales, de manera verbal o escrita, también se pueden extinguir bilateralmente o unilateralmente. Así mismo, la extinción tampoco requiere solemnidad alguna.

Efectos de los Esponsales

Primero
No Surgen Obligaciones.
Teniendo en cuenta que quiénes se han prometido matrimonio, no se hallan contractualmente vinculados porque los esponsales no son un contrato, se concluye que de dicha promesa no surgen obligaciones ni derechos, ni siquiera para demandar indemnización de perjuicios.

Más aun, de acuerdo con el artículo 111 del Código Civil, si se estipula multa para el caso del incumplimiento, no podrá pedirse ésta. No obstante lo anterior, en dicho artículo se consagra que si el incumplido paga la multa, no podrá pedir su devolución. Esta norma ha llevado a muchos autores a pensar que los esponsales si son causa de obligaciones naturales, de acuerdo con lo consagrado en el artículo 1527 del Código Civil (“obligaciones naturales son las que no confieren derecho para exigir su cumplimiento pero que cumplidas autorizan para retener lo que se ha dado o pagado en razón de ellas”).

Quienes refutan la teoría de la obligación natural sostienen dos cosas:

1. Que la multa constituye una estipulación accesoria que no puede subsistir jurídicamente sin una obligación principal, que en este caso sería la promesa de matrimonio.

2. Que como la promesa principal no se puede hacer exigible (o sea el contraer matrimonio), no puede considerarse como obligación natural.

3. Que la enumeración del artículo 1527 es taxativa, motivo por el cual el pago de la multa en los esponsales no constituye obligación natural.

Segundo
Desde el punto de vista de la filiación, los esponsales si producen el efecto de generar la paternidad natural (hoy extramatrimonial) porque de acuerdo con el ordinal segundo del artículo 6 de la Ley 75 de 1968 la paternidad natural se presume y hay lugar a declararla judicialmente cuando existe seducción realizada mediante hechos dolosos, abuso de autoridad o promesa de matrimonio.

Tercero
De acuerdo con el Artículo 112 c.c, si existió alguna donación entre los futuros cónyuges, bajo la condición de la celebración del matrimonio y éste no llegare a celebrarse, se podrá pedir la restitución de las cosas donadas bajo esa condición, pues como no hubo matrimonio no se cumplió la condición de la donación y por ende habría lugar a la restitución.

En este punto la donación puede provenir o de terceros o de uno de los futuros contrayentes.

Al tema de los esponsales se le critica que si el legislador estipula que dicha figura no produce efecto alguno, qué sentido tiene el dedicar tres artículos del Código Civil al tema? Los esponsales fácilmente podrían desaparecer de nuestro ordenamiento jurídico sin que ello influya en la organización matrimonial, de hecho ya son una institución sin vigencia porque no tienen ninguna aplicación practica.

Conclusiones

De la definición que da el Código Civil sobre los esponsales se puede concluir lo siguiente:

1. Cualquiera de los novios puede violar la promesa de los esponsales sin consecuencias jurídicas.
2. El novio a quien se incumple no tendrá acción jurídica para obligar al otro al cumplimiento (al matrimonio).
3. El que incumple no está obligado a indemnizar al otro por los perjuicios causados.
4. No podrá pedirse la multa si se hubiere pactado, pero una vez pagada no podrá pedirse su devolución.
5. Si hubo donación y entrega bajo la condición de realizarse el matrimonio, en caso de incumplimiento se podrá pedir la restitución de lo donado.

Las legislaciones modernas no otorgan acción para constreñir al novio a la celebración del contrato de matrimonio, pero si obligan al novio que por su culpa incumpla la promesa a indemnizar al otro por los perjuicios causados; ejemplo de lo anterior es la legislación alemana donde inclusive la infidelidad del novio es causal suficiente para resolver los esponsales y para pedir la indemnización. en cuanto a la acción de perjuicios la puede solicitar el novio agraviado y los parientes de éste pero estos últimos solo podrán solicitar la indemnización por la expensas hechas con ocasión del futuro matrimonio, (compra de muebles, abandono de un empleo, regalos, banquete etc.) mientras que el novio puede solicitar también la indemnización por los perjuicios morales que el incumplimiento le causó.

Vale la pena pensar si bajo nuestra legislación, habría lugar a reclamar una indemnización por los daños causados con el incumplimiento de la promesa, con fundamento en una responsabilidad civil extracontractual Artículo 2341 c.c, en la cual quien por dolo o culpa ha inferido daño a otro, es obligado a indemnizarlo.

Nuestros abogados en temas matrimonialistas y divorcios le orientaran.

En el momento en el que el compromiso preestablecido no funciona, lo que puede suceder a la luz del hecho de que el matrimonio termina siendo imposible (debido a la muerte, el matrimonio con un extraño o un impedimento mental duradero) o por el hecho de que la diferencia o la retirada desigual, comunicada o implícita , ha ocurrido, los derechos financieros establecidos por el matrimonio por parte de las reuniones o personas externas contratadas, es decir, aquellos regalos permitidos , pueden ser demandados o revocados, a la luz del hecho de que esos derechos.

Cuando el matrimonio no se realiza, se deja sin la razón legal que les sirve de sustento [Art. 112 CC] .20 La rudeza de la norma no nos permite conocer bien la rutina del personal de compensación de obsequios en vista de matrimonio, sin embargo, pensamos que esta actividad lo tiene, a pesar de los regalos garantizados, todos los que hicieron un regalo en el caso de un matrimonio, de la misma manera pensamos que estas actividades infantiles son Es selectivo para los contribuyentes y no para los ceros sucesores, excepto si ha habido una dificultad para practicar la actividad por parte del donante, en el caso de que el benefactor no garantice una compensación con capacidad para hacer eso, esencialmente confirmó el regalo prescindiendo de la condición de que él estuviera colgando; sin embargo, al no tener nuestro Código, como lo hace el Código Civil Suizo [Art. 93 C. C. Sz.], Un breve lapso para actividades que exigen la llegada de bendiciones hechas en el evento del matrimonio que finalmente no dio resultados, es difícil decir cuándo puede terminar con la presencia de una aprobación no dicha.

El Código Civil no deja claro si la ruptura de la garantía de ser casado cobija a terceros (parientes o acompañantes) que pueden garantizar el pago o nada más solicitar una remuneración por los costos realizados para el matrimonio, y aunque aquí se podría imaginar que la falta de asistencia la actividad a casar o la probabilidad de hacer valer la multa concurrida no habría tal derecho, confío en que en caso de evidencia de propósito o falta de cuidado en la ruptura en el caso de que puedan garantizar este pago, ya que no tiene una introducción de que alguien que trabaja realmente ilegal puede causar daño y estar tan callado.

En cualquier caso, si se pagó algo como remuneración por la ruptura, no se podría repetir en caso de que consintiéramos los arreglos para el pago de la multa.

Nuestro Código y no sé la promulgación que lo haya hecho, no manejó el deber de los forasteros en la decepción de la garantía de los patrocinios, no he descubierto un precepto sobre ese tema en la nación, tal vez a la luz del hecho de que aquí la seguridad de ser un niño casado es solo una manifestación social y eso es todo; sin embargo, nada está en contra de alguien que pueda solicitar un reembolso inevitable a la persona que causó la desaparición de la promesa e incluso a la persona que se entrometió ilegalmente para impedir el matrimonio, a la luz de los principios de la obligación extracontractual. Asimismo, echamos de menos la noticia de la prometida en matrimonio (verdadero cónyuge) en la relación de las personas conectadas afectuosamente en las que se puede practicar el poder que menoscaba el asentimiento [Art. 1513 C. C.]. La regulación francesa, en vista de las pautas sobre la garantía de estar casada con la ley romana y los estándares de valor en la actividad de la ley, ha logrado fines como los que se aprecian en nuestra ley positiva, pero allí está el pago por la ruptura de la pre- La garantía de la boda ha hecho vocación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat